Curso Planeta Hipermedia
Compra este libro en Amazon. Premio KnowSquare al mejor libro de empresa publicado en 2013

Suscríbete al Boletín del Estratega

« Un acuario para los niños | Inicio | Nuestro futuro presenta enormes incertidumbres »

10 junio 2006

Comentarios

Realmente es un post muy interesante... Interesante conclusión con los peligros de los adjetivos; ciertamente son los elementos del lenguaje que más describen y por tanto los más peligrosos y quizás los que deberían ser usados en menor medida o, como bien dices, controlados; ya que ellos tendrán todo el contenido de la comunicación que se esté haciendo.

¡Mereció la pena la espera!.

Este tema que has tocado hoy es apasionante y fundamental (me permito tutearte porque veo que has cambiado de pseudónimo por "Martínez el modelos", ¿no te importará?).
Personalmente considero que la forma de "comunicar" el cambio es mi punto débil, el tema del que más necesito aprender.

Por ello te agradezco tus enseñanzas; fijaré mi atención en los adjetivos.

Interesante consejo en un momento de gran inestabilidad en mi entorno, lleno de adjetivos. No los he contado, pero los he barruntado.

Una traducción al inglés de este artículo puede encontrarse en: http://zenitservices.com/Translations/BewareOfAdjectives.html

Corolario de Enrique:

Si oyes demasiados adjetivos a tu alrededor, alguien está maquillando un cadáver.
Procura que no sea el tuyo.

Echaba de menos al Sr. Martínez. Sus reflexiones y puntos de vista son como un rayos de sol en dias grises. Ideal para los tiempos turbulentos en los que nos movemos.

¡gracias por volver!

Ya te digo, yo le he dedicado un post y todo :).
Muy bueno verle de nuevo por la blogoesfera señor Martínez, espero que su sapiencia nos alumbre de nuevo como nos tenía acostumbrados.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.